¿Tu vecino te roba la señal del WI-FI?

Al igual que los dispositivos móviles se han llevado la medalla ganadora frente a los dispositivos de sobremesa, la conectividad inalámbrica también ha ganado la batalla a los cables, por ello, las conexiones WI-FI o Bluetooth son cada vez más comunes, y este uso habitual ha hecho que cada día tengan que ser mucho más seguras.

El problema es que hay muchos amigos de lo ajeno que se buscan las mañas y triquiñuelas para encontrar el fallo que les posibilite entrar en nuestras conexiones WiFi, a pesar de que éstas estén protegidas y sean seguras.

Seguir leyendo